Especialización de la cerrajería

Actualmente hace falta que los trabajos de cerrajería sean mas especializados. Un cerrajero dedicado al trabajo de cerrajería de automóviles necesita de un nivel técnico distinto es aquellos que se dedican a las cerrajería tradicional, o a las infraestructuras empresariales que tienen otros tantos elementos que atender.

De este mismo modo, existe la cerrajería judicial y la forense que requieren que el profesional maneje conocimientos, que otras áreas no se manejan a profundidad, existen aspectos legales y de procedimientos científicos que hay que dominar. A pesar de ello, los cerrajeros profesionales tratan de cubrir todas las necesidades a sus clientes de manera general, donde pueden remitirlo a un cerrajero especialista si es necesario.

¿Cómo ha cambiado?

Lo que no ha cambiado es que el oficio requiere un nivel de confianza de ambos lados, cliente y profesional, que debe ser un profesional leal y honesto, a pesar de sus habilidades con la cerrajería. Pero en la actualidad un cerrajero Terrassa busca a los clientes por las redes sociales, o al menos pone a disposición sus servicios, para adaptarse a las tendencias en tecnologías.

En la actualidad, el negocio de un cerrajero profesional no cierra sus puertas. Quizás se cierre físicamente durante la noche, pero la disposición a atender a sus clientes durante todo el día,  o todos los días, nunca termina. Otra diferencia es que las cerraduras son mas duraderas y robustas comparadas con las de hace mas de 10 años.

Convivencia de tradiciones e innovaciones

Los cerrajeros tradicionales, que trabajan en familia, en donde hay un negocio tradicional, no ve en las empresas mas tecnológicas, ningún tipo de amenazas, porque sus clientes están fidelizados. Generalmente ellos han atendidos a estas personas del pueblo toda la vida. Ahora los mas jóvenes buscan ejercer el oficio en áreas como la seguridad de los autos, el uso de sistemas de seguridad mas sofisticados y no tanto a la cerradura convencional.

Ambos profesionales, modernos o convencionales, se nutren de la experiencia del otro. No falta el apoyo de cualquier colega si surge una duda para ayudarse entre si, lo que importa es  hacer el trabajo de asegurar las puertas y portones de cualquier espacio. La cerrajería para coches requiere de la codificación de llaves inalámbricas, dependiendo de las diferentes marcas de automóviles, el uso de computadoras que dupliquen la llaves existentes, a partir de otra llave, del receptor.

Ahora el cerrajero convencional tiene la habilidad manual de duplicar una llave con limas o ayudarse con maquinas de duplicadoras, conoce a fondo el mecanismo interno de las cerraduras, pudiéndola desarmar y armar para encontrar el desperfecto.

El servicio como punto común

Cualquier negocio tiene en común el servicio, todos están interesados en hacer sentir cómodos y agradados a quien acude a para ahuyentar a los ladrones de sus propiedades. Hacer rejas mas duraderas, comprar cerraduras resistentes, abrir puertas por urgencias, blindar puertas, instalar cerrojos, cambiar cilindros, es lo que se busca, pero la técnica, la rapidez, la eficiencia, la discreción y los buenos servicios marca la diferencia y crea la fidelidad de los clientes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*