Todo acerca de los pernios

Los pernios se utilizan para instalar puertas y ventanas, y darles así la capacidad de abrir y cerrar.  El proceso de instalación, aunque parece bastante sencillo, la realidad es que puede convertirse en un acto bastante tedioso, conozca en que consiste antes de iniciar este proceso.

Qué es un pernio

Un pernio es aquella bisagra que es de uso exclusivo para la instalación de puertas y ventanas, el pernio une la hoja de la puerta o la ventana a su respectivo marco, permitiendo el giro y por consiguiente su apertura o cierre.

La estructura del pernio consta de dos piezas metálicas que se articulan gracias a un eje de giro, el cual es independiente de las piezas metálicas, o puede estar unido a una de ellas, y es precisamente esta característica, lo que permite que pueda ser desmontada. Los pernios son elaborados en materiales metálicos como hierro, latón o acero inoxidable.

Antes de adquirir un pernio, es importante que el cerrajero de mollet considere hacia cual lado abrirá la puerta, ya que los pernios tienen mano, es decir, existen pequeñas diferencias en los pernios que se utilizan para abrir a la derecha y cuando son para abrir a la izquierda.

Tipos de pernios

Al momento de consultar al cerrajero en Sant Joan despi, este le mencionará que existen algunos tipos de pernios, los cuales se diferencian principalmente por su forma, siendo los más utilizados:

  • Pernio de pala: Consiste en un eje unido a las partes móviles, de las que salen dos estructuras metálicas en forma de rectangular, de ahí su nombre como pernio de pala, y es por la similitud existente. Este tipo de pernios pueden atornillarse o soldarse tanto al marco, como a la hoja de la puerta o la ventana.
  • Pernio de lágrima: Este es un modelo no presenta las típicas palas, en su lugar presentan un pequeño saliente, y desde una vista superior se notará la similitud del pernio a la forma de una lágrima.

Este tipo de pernio solamente puede ser soldado, no existe una versión para ser atornillada. Son muy resistentes al peso, sin embargo, no son recomendables para las puertas o ventanas externas, tampoco para zonas en las que exista humedad, debido a su tendencia a oxidarse.

Adicional …